Ruta Ciclo-Gastronómica Cirbonera

Publicado: octubre 2, 2011 en Este Fin de Semana
Etiquetas:, ,

Hay días para grandes rutas (como la planeada para el pròximo fin de semana), y días en los que la cosa termina siendo algo…diferente.

Hoy, salíamos a las 9:00 del parque (como és habitual), Marta, Oscar, Enrique, Guillermo y yo (Iñaki).

El “presi”, ya nos había metido el gusanillo en el cuerpo dìas atras con un comentario:

-” El domingo en Cintruénigo hay fiesta gastronómica…”

Claro, la cosa ha cuajado y la ruta ha sufrido ligeros cambios…

La ruta empezaba saliendo por la carretera de la balsa alta, para abandonarla en la primera curva y meternos por un camino que nos lleva cerca de Cascante, para posteriormente, encarar nuestras pedaladas hacia los royales (sobre el estrecho).

Al subir la cuesta de los royales, vemos debajo, un grupo de amarillentos ciclistas y nos quedamos viendo como suben, con la idea de que ya sabemos quienes son.

Ya arriba charlamos con la facciòn, màs polvorienta del “manolete team”.

La ruta que siguen y la nuestra coincide durante un par de kilómetros en dirección a Tarazona y la realizamos juntos, hasta que poco despuès nos separamos.

Ellos continùan hacia Tarazona mientras nosotros giramos hacia…Cintruénigo…jejeje

Con unos 30 kilòmetros ya rodados, llegamos a la población en cuestiòn y en “los paseos”, vemos varios puestos con productos varios (jamón, foie, embutidos varios…) Y una vaca entera a punto de ser degustada tras su asado…

Más atras no sabemos si eran corderos, cabritos o cochinillos a tutiplén también asándose y dejando un olorcillo en el ambiente de aupa…jejeje

Allí mismo, un paisano nos indica que en las inmediaciones de la plaza de toros reparten pinchos de chistorra y hacia ese punto vamos raudos y veloces para descubrir cuando llegamos que en media hora los Cirboneros han dado buena cuenta de todo lo que allí se repartía…vaya hombre!!!

Eso sí, lo que no nos quita nadie és un vaso de vino que nos sabe a gloria.

Ya con la miel en los labios, decidimos volver a “los paseos” y encaminarnos a una terraza donde almorzamos a base de croquetas y tortilla de patata (esto si és una vuelta de las que se recuerdan…jajaja).

Ya “perdido” el día nos vamos, felices y contentos, hacia el camino del boquerón.

Para quienes no lo sepais, el boquerón és la entrada a un canal de agua subterraneo construido por los moros hace…un porrón de años, y que transcurre bajo los campos cirboneros en direcciòn al polígono industrial.

Como algunos nunca habían estado, hemos entrado en “la cueva” y ya que hoy era una ruta “diferente” hemos decidido que no pasaba nada por parar y ver la pedazo cueva que hicierón a pico y pala (que moral).

De allí a la balsa de Pulger, que rodeamos para ver que se traen entre manos los pescadores y de allí hacia casa por los tamarices.

No és el día en que màs rendimiento hemos sacado, ni la mejor media, distancia o metros ascendidos pero han sido 50 kilómetros tranquilos de los que nos acordaremos el fin de semana cuando hagamos los 200 kilómetros de la ruta de los Roncaleses.

Eso sí:
-“Que nos quiten lo bailao…”

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s