Crónica del día en que se empezó a gestar una locura

Hace 7 días, Chelu y yo (Iñaki) nos encontrábamos en el parque solos decidiendo qué ruta realizar.

Una semana después, no sé si por coincidir con el inicio de la escuela de los niños o vaya usted a saber la causa…estamos 9
Karrikiris en el parque + un epipuerto.

Chelu, Jarauta, Carlos (sierra), Saso, German, Gerardo, Femín, Dani, Aitor (epipuerto) y yo.

Decidimos ir hacia Roscas (zona de Baños de Fitero) y comenzamos a pedalear rumbo al estrecho, para posteriormente ascender
por la cuesta del Boquerón.

Pasamos viñedos y al poco pasamos junto a la estanca de Cintruénigo que apenas cuenta con un palmo de agua, donde aun así
un millar de aves aprovechan para refrescarse.

Atravesamos la carretera “de Madrid” y  nos internamos en otro camino que nos deja en el  polígono industrial de Fitero.

Toca rodar por asfalto un par de kilómetros hasta que al pié del Espinete, volvemos a ver la tierra bajo nuestros neumáticos.

Pensábamos subir por detrás de roscas, pero de repente recuerdo una ruta que va a Cervera del Río Alhama y como parece que el resto no la conoce, optamos por
continuar por ahí.

Llegamos a la carretera que va de Baños de Fitero a Cabretón y descendemos por ella, hasta el río para coger un camino que discurre junto al cauce.

Aviso para que no se me asuste el personal:

-“Pronto, esto se acaba, empieza algún banco de arena y poco después toca arrastrar la bici por unos pedregales hasta una subida imposible que dará  a unos senderos…”

La verdad es que cada cual va a los suyo conversando y no dicen nada pero cuando llevan 500 metros arrastrando bicis, algunas caras empiezan a cambiar diciendo:

-“Alarm!! Alarm!! Emboscada!!!!”

Ascendemos un pequeño terraplén y por fin nos encontramos en la ladera que yo buscaba.

Las ovejas y los años, han formado pequeños senderos por los que avanzar y sé que unos kilómetros más adelante está una vía verde balizada.

Disfruto como un enano, sortando árboles, pedruscos…y algunos de mis compañeros también. Otros… cabecean negando con la cabeza…jijiji.

Al fondo veo una rampa que me es conocida. Miro detrás y veo que la comparsa se ha alargado bastante pero allí van todos. Unos en bici y otros arrastrándola.

Asciendo a molinillo y me paro arriba. la procesión de “negadores” cabeceantes avanza en penitencia…

-“Sierra!!” Es chula o no la rutica??

-“Es diferente.  DI FE REN TE”

-“Comprais bici de carretera y os amariconais…..jijiji”

Llegamos al balneario de la Albotea que aun no está abierto al público y pasamos por detrás del mismo, ya por un camino mas ancho y sencillo para, poco a poco
avanzar por toboganes hasta llegar a la zona balizada.

El terreno es propicio para dejar “fluir” la bici y solamente hay que preocuparse por no estamparse contra algún viandante o mascota que venga de frente paseando.

Llegados a Cervera, el grupo decide volver y desandamos el camino hasta el balneario del la Albotea para salir a carretera en ese punto.

Atravesamos la rotonda del Sanda cual locomotora a relevos y pasamos Baños de fitero para coger una pista cementada que discurre junto a la carretera.

Pasamos por Fitero en Fiestas y salimos por el camino que parte junto al polideportivo de la localidad.

En este tramo, “Fermín Dumolín”, me sorprende y lo veo a mi lado tirando del pelotón; puestos en firmes. Este Fermín se está creciendo con lo que masculla
en su mente…

Al poco, dejamos Cintruénigo atrás con sus fiestas y volvemos hacia el Boqueron y de allí a casa.

P.D:

Una oscura sombra en el oeste va tomando forma y  arrastrados por el viento, tambores de guerra, se escuchan en la lejanía.

No se precisar del tipo de mal que aqueja la mente de los bikers o si se trata de  conjura de algún tipo, pero la locura se apodera del grupo.

Tras algo de presión y tortura, alguno de los integrantes grita confesándo, desesperado:

-“Sí!!!! lo siento pero no puedo resistirlo mas… Me he inscrito para los 10000 del Soplao!!”

Silencio, miradas fijas, bocas abiertas y una sensación que envuelve a parte del grupo, constatando lo que
algunos no nos atrevíamos a confesar…

No es el único sabedor de que; cuando las trompetas suenen… un nutrido grupo de Karrikiris acudirán al Infierno Cantabro…

 

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s