¿Que cubierta elegir? (esta vez, de forma sencilla y sin tecnicismos)

En este deporte nuestro, el que más y el que menos tiene sus manías al respecto pero hay cierta información que deberías de conocer y valorar en su justa medida cuando las cubiertas de tu BTT parecen más lisas que un tubular y te enfrentas al reto de elegir unas nuevas.

Como el tema, por simple que parezca, tiene su enjundia y podríamos escribir casi un tratado al respecto:

Tipos, entramados, presiones, taqueteado, anchura, uso, tipo de terreno…

Centraremos el tema en los aspectos más simples de la elección, para aquellos que no quieren profundizar con temas como el TPI y demás características más técnicas (para los que sí querais, podéis ir a este artículo sobre el tema).

La primera pregunta que todos nos deberíamos de hacer es:

  • Que tipo de terreno frecuento cuando ruedo?

Pedregoso, árido, senderos con raíces, barro, húmedo con mucha hierba…

  • ¿Que tipo de BTT practico?

XC, DH, FreeRide ( si todo esto te suena a chino, no te preocupes, tu practicas XC al 99% que no es nada más ni menos que salir por caminos y senderos a rodar con tu bici; y sí, esto puede incluir pequeños saltos, descensos técnicos...)

btt

Si tienes claras estas cuestiones, ya tienesla mitad del tema resuelto.

A aparte de preferencias personales, por una u otra marca. Hay que decir que todas, o la gran mayoría, tienen en su catálogo, cubiertas para casi todos los usos, por lo que la elección de un modelo  u otro es una cuestión que, muchas veces, poco tiene que ver con las cualidades técnicas del elemento en cuestión.

Dicho esto, es difícil no empezar a hablar sobre TPI, dureza de la goma… pero lo intentaremos.

Hace cosa de año y medio, un servidor se encontraba disfrutando de la Orbea Monegros y cuando quedaban menos de 20 kilómetros para meta, nos cayó una tromba de agua que dejó el terreno impracticable.

De las decenas de bikers, que íbamos en ese momento rodando, muy pocos, lo hacíamos sobre la bici y muchos preguntaban como era posible que nos mantuviéramos montados sobre aquel lodazal, mientras otros se esforzaban en transportar la bici sobre sus hombros (en vista de que las ruedas, cargadas de barro no podían girar).

La verdad es que lo más fácil es achacarlos a las cualidades técnicas de uno pero lo realmente cierto es que entraban en juego otros factores aun más importantes.

A decir verdad, la cubierta que calzaba cada máquina, también tenía que ver mucho que ver (y el meterse donde más agua hay para disolver el barro y no in tentar evitarla como hacen muchos… eso también tiene importancia en esas situaciones…).

En terreno seco, árido, sin raíces, caminos en buen estado… la decisión sobre la cubierta suele coincidir con modelos de taqueteado pequeño y junto.

Un ejemplo de este dibujo sería tal que así:

seco

Este tipo de dibujo ayuda a un mayor agarre por su mayor superficie de contacto y salvar las pequeñas irregularidades del terreno seco.

Las pistas de la bardena son un terreno ideal para este tipo de neumático.

Por contra, cuando rodamos por terreno mas embarrado, necesitamos una cubierta con tacos de mayor altura, mas grandes y algo importante, separados entre sí, para que el barro no se quede entre éstos y la rueda termine por “embozarse”.

En este caso, elegiríamos una cubierta con un aspecto mas similar a la de la siguiente ilustración:

barro

Seguramente, estarás diciéndote a ti mism@ que no puedes estar cambiando de cubierta según el día que salga o la ruta elegida y seguramente estás en lo cierto y por ello hay cubiertas intermedias que son bastante válidas para todo uso.

Si vas a Asturias en invierno, unas cubiertas como las de la fotoa anterior, seguramente son las apropiadas

Sin ser tan “perfectas” para un terreno u otro, las hay de mil tipos, pero un modelo que personalmente, me gusta bastante  un modelo  como el siguiente:

mixta

En esta ocasión el taqueteado tiene ciertas particularidades, como por ejemplo que es diferente para la rueda delantera que para la trasera (en algunos modelos son idénticos, en otros modelos se coloca la rueda en un sentido u otro según se coloque en una u otra rueda…).

Aquí la cubierta trasera (por cierto, es la de la derecha) tiene un dibujo orientado a traccionar mejor, mientras que la delantera tiene un dibujo si cabe más ámplio para facilitar la evacuación de barro pero con tacos centrales en cuña que aseguren buen agarre.

Si miramos este dibujo más de cerca veremos lo siguiente:

irc_mythosxc_II

Aunque al principio solo se veían los tacos grandes, se puee ver que entre estos, hay unas estrías de menor tamaño que ayudan al agarre en raíces y terreno técnico y aun más pequeños unos taquitos minusculos perfectos para el terreno seco.

A mi modo de ver, un neumático  muy polivalente que además te permite bajar con confianza de que agarrará cunado lo necesites.

Otro tema a tener en cuenta a la hora de seleccionar nuestro neumático es la anchura.

En BTT se manejan medidas que habitualmente van desde el 1,9″ hasta las 2,5″.

Las medidas suelen ir asociadas al tipo de BTT que practicas. Así los amantes del XC (también conocido como Cross Country) utilizan las medidas mas finas (entre 1,9 y 2,1) a fin de rodar más ráido y con el menor rozamiento.

Los amantes del enduro suelen moverse ente los 2,1 y 2,3  y finalmente quienes sueñan con bajar rampas imposibles (Down Hill o “DH”) utilizan las medidas más anchas a fin de obtener agarre bajo cualquier condición.

Si eres de los que ha leído el otro artículo, soy consciente de que aun querrías algún detalle más, como indicaciones sobre el tipo de rampa de los tacos o si es mejor muchos o pocos tacos en los laterales, gomas de mas de un compuesto… pero será objeto de otro post.

¿Ya sabes…como será tu próxima cubierta?

Anuncios