Crónica del día en que se empezó a gestar una locura

Hace 7 días, Chelu y yo (Iñaki) nos encontrábamos en el parque solos decidiendo qué ruta realizar.

Una semana después, no sé si por coincidir con el inicio de la escuela de los niños o vaya usted a saber la causa…estamos 9
Karrikiris en el parque + un epipuerto.

Chelu, Jarauta, Carlos (sierra), Saso, German, Gerardo, Femín, Dani, Aitor (epipuerto) y yo.

Decidimos ir hacia Roscas (zona de Baños de Fitero) y comenzamos a pedalear rumbo al estrecho, para posteriormente ascender
por la cuesta del Boquerón.

Pasamos viñedos y al poco pasamos junto a la estanca de Cintruénigo que apenas cuenta con un palmo de agua, donde aun así
un millar de aves aprovechan para refrescarse.

Atravesamos la carretera “de Madrid” y  nos internamos en otro camino que nos deja en el  polígono industrial de Fitero.

Toca rodar por asfalto un par de kilómetros hasta que al pié del Espinete, volvemos a ver la tierra bajo nuestros neumáticos.

Pensábamos subir por detrás de roscas, pero de repente recuerdo una ruta que va a Cervera del Río Alhama y como parece que el resto no la conoce, optamos por
continuar por ahí.

Llegamos a la carretera que va de Baños de Fitero a Cabretón y descendemos por ella, hasta el río para coger un camino que discurre junto al cauce.

Aviso para que no se me asuste el personal:

-“Pronto, esto se acaba, empieza algún banco de arena y poco después toca arrastrar la bici por unos pedregales hasta una subida imposible que dará  a unos senderos…”

La verdad es que cada cual va a los suyo conversando y no dicen nada pero cuando llevan 500 metros arrastrando bicis, algunas caras empiezan a cambiar diciendo:

-“Alarm!! Alarm!! Emboscada!!!!”

Ascendemos un pequeño terraplén y por fin nos encontramos en la ladera que yo buscaba.

Las ovejas y los años, han formado pequeños senderos por los que avanzar y sé que unos kilómetros más adelante está una vía verde balizada.

Disfruto como un enano, sortando árboles, pedruscos…y algunos de mis compañeros también. Otros… cabecean negando con la cabeza…jijiji.

Al fondo veo una rampa que me es conocida. Miro detrás y veo que la comparsa se ha alargado bastante pero allí van todos. Unos en bici y otros arrastrándola.

Asciendo a molinillo y me paro arriba. la procesión de “negadores” cabeceantes avanza en penitencia…

-“Sierra!!” Es chula o no la rutica??

-“Es diferente.  DI FE REN TE”

-“Comprais bici de carretera y os amariconais…..jijiji”

Llegamos al balneario de la Albotea que aun no está abierto al público y pasamos por detrás del mismo, ya por un camino mas ancho y sencillo para, poco a poco
avanzar por toboganes hasta llegar a la zona balizada.

El terreno es propicio para dejar “fluir” la bici y solamente hay que preocuparse por no estamparse contra algún viandante o mascota que venga de frente paseando.

Llegados a Cervera, el grupo decide volver y desandamos el camino hasta el balneario del la Albotea para salir a carretera en ese punto.

Atravesamos la rotonda del Sanda cual locomotora a relevos y pasamos Baños de fitero para coger una pista cementada que discurre junto a la carretera.

Pasamos por Fitero en Fiestas y salimos por el camino que parte junto al polideportivo de la localidad.

En este tramo, “Fermín Dumolín”, me sorprende y lo veo a mi lado tirando del pelotón; puestos en firmes. Este Fermín se está creciendo con lo que masculla
en su mente…

Al poco, dejamos Cintruénigo atrás con sus fiestas y volvemos hacia el Boqueron y de allí a casa.

P.D:

Una oscura sombra en el oeste va tomando forma y  arrastrados por el viento, tambores de guerra, se escuchan en la lejanía.

No se precisar del tipo de mal que aqueja la mente de los bikers o si se trata de  conjura de algún tipo, pero la locura se apodera del grupo.

Tras algo de presión y tortura, alguno de los integrantes grita confesándo, desesperado:

-“Sí!!!! lo siento pero no puedo resistirlo mas… Me he inscrito para los 10000 del Soplao!!”

Silencio, miradas fijas, bocas abiertas y una sensación que envuelve a parte del grupo, constatando lo que
algunos no nos atrevíamos a confesar…

No es el único sabedor de que; cuando las trompetas suenen… un nutrido grupo de Karrikiris acudirán al Infierno Cantabro…

 

Anuncios

Crónica: Artajona 2015

Semanas antes, Natxo Ciaurriz, artífice de esta marcha, advertía que había tramos nuevos, eliminado algunas de las secciones de camino y que la habían hecho más potente.

Otro madrugón y un grupo de Karrikiris junto a algunos Murchantinos más, enfilábamos volantes hacía Artajona.

Nada más llegar, recogemos dorsales y mientras descargamos las bicis, ponemos zapatillas y demás, nos toca ir acercándonos a la salida.

La verdad es que hay muchas pruebas a lo largo del calendario pero si eres de los que disfrutan con las bajadas imposibles, los saltos, las subidas de apretar dientes y la técnica…no hay
alternativa posible: La marcha de Artajona es espectacular!!.

Salimos y nos empieza a adelantar gente.

Me uno a Samuel y Unai, que atravesamos las calles de Artajona tranquilamente, hasta que toca subir lo que Unai califica de “Turruntero interminable”, que es una cuesta adoquinada, que nos ayuda a a entrar en calor.

En menos de un minuto estamos junto al cerco, arriba del todo. Esperamos un poco a que algunos compañeros nos alcancen y cuando escucho el:

-“Venga que ya estoy, vamos!!”

De Samuel, continuamos.

Descendemos por una pista, para atravesar la carretera y enfilar hacia una rampa ascendente por camino, donde Unai va junto a mi y seguido viene Samuel.

Vamos adelantando a gente y con un poco de suerte, llegaremos al primer tramo de sendero sin grandes atascos.

Por fin entramos, a una breve zona ascendente para seguidamente, empezar un descenso suave, que nos interna en un pinar, ya conocido de años anteriores. Yo babeo, mientras Unai va gritando como loco. No se que ha desayunado pero está adrenalítico total… (creo que le ha gustado al chico…).

 

Delante llevamos a 4 bikers y detrás a un porrón. Mientras serpenteamos, disfrutamos esquivando los pinos, con los leves toboganes y los cambios de sentido en equilibrio hasta que llegamos abajo.

Cruzamos un camino y se oye el inconfundible ruido del cambio por doquier.

Ascendemos una pendiente, que recordaba mucho más dura, años anteriores (al recordaba imposible, a decir verdad), y sin embargo subimos sin grandes esfuerzos.

Volvemos a rodar por otro pinar, esta vez en sentido ascendente, con algunas pequeñas trampas, que hacen poner pie a tierra a Unai y correr como un poseso para que el resto del pelotón no le pasasen por encima, mientras grita algo como:

-“Joooodeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr”

En esa sucesión en zig zag, Unai ve a Samuel, dos filas más abajo. No está muy lejos y poco a poco, consigue acercarse y adelantar a gente.

Ya estamos los tres y continuamos ascendiendo por un sendero. Arriba disminuyo el paso, nos reunimos y…. para abajo!!!

La  bajada no es mala, es relativamente ancha (un metro?) y hace una leve curva a derecha. Me lanzo sin frenos y Samuel va leyendo mi rueda trasera, copiando cada movimiento. Unai hace lo propio y aumenta la adrenalina.

Volvemos a subir y alcanzo a un mozo.

Pedaleamos mientas hablo con él.

Va dolorido, en la salida se ha caído y dice que le duele todo.

Nos metemos en una zona boscosa de pinar, con curvas enrevesadas y vamos bajando entre derrapes y suspiros, al sortear algunos árboles que pasan…rozando (literalmente) la cara o el brazo.

Abajo, voluntarios nos indican la dirección a seguir.

-“Un kilómetro de subida….”

Mientras hablo con el chaval, me llaman mis compañeros que ya llegan.

Unai: -“Has visto eso!!?!   Madre que bajada, creía que era broma!! Si íbamos cabeza abajo!!”

Unai, unos minutos después:

-“Un kilómetro? El tipo ese no sabe calcular?, llevamos subiendo bastante más de un kilómetro… ”

Samuel no dice nada. Va cabeceando pero aguanta el tipo como un campeón.

Vamos cogiendo altura y me sitúo. Creo que vamos a empalmar con otra subida que pasa por detrás de una cabaña…

-“Sí, esa es la cabaña. Agárrense los machos, que esta es buena!!”

Coronamos el sendero en cuesta con los dientes apretados y arriba, empieza un descenso serpenteante y no muy pronunciado hasta otra rampa que vuelve a ascender sin gran inclinación.

Al fondo veo otra bajada y aviso:

-“Samuel,esta es la del peralte!!”

Unai se pone tras Samuel que me dice:

-“Avísame cuando llegue!!”

Para cuando termina la frase, estoy en medio del peralte, con la bici totalmente tumbada, a toda velocidad, en medio del giro y bajando, mientras grito:

-“Yaaaaaaaaa”

Samuel y Unai bajan tras de mi como si fuéramos unidos por un cable invisible. La sensación tiene que ser muy parecida a volar…es la bomba!!

Otra subida, más bajadas y de nuevo a subir por un bosque cerrado de pinos en el que las curvas se retuercen para sortear los árboles.

Arriba adelantamos a otro tipo que va roto.

Volvemos a descender.

-“Ahí es donde Bauti, el año pasado se comió ese arbusto!!”

-“Jodoooooo…”

Bajamos haciendo que derrape la rueda trasera en algunas curvas para poder girar mejor, pivotando sobre la delantera y Unai dice que va cogiendo técnica… (como para no cogerla…).

Finalmente llegamos a un camino y al fondo se ve el avituallamiento.

Paramos  y comemos algo mientras charlamos.

En estas viene el chico con el que hablé antes. Dice que se retira. Va muy dolorido y el recorrido lo está maltratando…

Continuamos, cruzando la carretera, para proseguir por una rampa ascendente por pista que nos vuelve a dejar en otro bosquecillo. Sendas y más sendas para arriba y para abajo, hasta que atravesamos la presa. Estamos gozando de tal forma que no es posible plasmar en una crónica.

Una vez atravesada la presa, una voluntaria, nos indica, una bajada, donde descendemos derrapando y con la sonrisa en la boca.

Volvemos a subir, y subir, por interminables senderos. Hace rato que alguien de azul (yo creo que desde el avituallamiento), nos sigue, pero cada vez que intento, aunque sea un segundo, mirar atrás…le falta un pelo para comerme un pino o salir por orejas…

Arriba, rodamos por la cresta a toda leche. Voy primer, tras de mi Smauel y seguido Unai.

Acelero, el sendero es muy estrecho y jalonado por enormes arbustos a los lados, y casi no me da tiempo a nada.

Estoy en el aire… no había visto el salto!!!

-“IiiiiAAAAAaaauuuuú”

No se como, ero consigo girar la bici en el aire, viendo que el sendero hace curva y voy a aterrizar en un arbusto.

Aterrizo con la rueda delantera en el arbusto pero lo salvo como puedo.

Samuel, iba calcando mis movimientos… y hace lo mismo mientras grita y se echa las manos a la cabeza!!!

-“Jajajaajaj que guapo, de la que nos hemos librado!!”

Unai que si ha visto el tema, salva un poco la situación pero aterriza casi en un pedrolo, que salva como puede.

 

En una revuelta, veo que es una chica y aunque en los repechos más duros sufre, está ahí siguiendo el ritmo… que tipa!!

Pasa el tiempo y acabamos entablando conversación entre risas.

Amaya de Alsasua, es una campeona y se une al grupo (un saludo desde aquí!!).

Entramos en una zona conocida como “La Nachada” (donde Natxo… se explayó…) y la cosa se torna aun más dura.

Entre vueltas y revueltas sé donde estoy pero no exactamente… hasta que veo delante de mi una bajada con un escalón…. enorrrrrme y no hay posibilidad de confusión (lo recuerdo muyyy bien).

Estamos en la Nachada!!

Descendemos entre pinos jóvenes intentando no comernos ninguno, hasta que llegamos a una rampa. Si, si llegamos arriba…. no…. la rueda delantera en una piedra… pie al suelo. Vaya hombre.

Aqui no se puede volver a montar. Toca remontar unos metros “a pata” para volver a montar y poder arrancar.

Entre equilibrios y subidas potentes terminamos la sección, disfrutando como enanos para volver a pista.

Poco dura el terreno amplío y nos metemos en otro sendero con algunas subidas cortas pero potentes y una bajada (río piedras con grietas) donde realizo la trazada que mejor considero, mientras Unai…. hace una distinta…

Unai: -“Uffffffff Uffff ufff ufff, aqui a mi lado he visto la rueda trasera en el salto, aquíííííííí a mi lado!!!!!!!”

Vamos agradeciendo a todos los voluntarios su labor, y en una de esas por poco me caigo a una acequia.

Casi hincando rodilla en tierra, y según palabras de Unai, hago una doble chicanne, tumbando a lo Valentino y sorteo el tema.

Ya se ve Artajona al Fondo y casi que entra pena… no quermeos que se termine, pero esto es así.

Descendemos por una pista y por un corto senderillo acabamos en el pueblo, entrando sonrientes en meta.

¡¡Que mañana hemos pasado!!

Nos despedimos de  Amaya y comemos el bocata de Chistorra que nos hemos ganado mientras vemos llegar a otros participantes y animamos a algunos de nuestros compañeros que llegan.

Volvemos a casa, tras agradecer a Natxo, Ramón y el resto de integrantes del Club de Artajona, su siempre cálida bienvenida, una ruta inigualable y el facilitarnos una mañana que echaremos de menos… durante todo un año.

 

 

 

Empezar en el BTT: ¿Que bici me compro?

Cuando hablamos de empezar, debemos matizar y decir que… teniendo claro que esto de dar pedales me gusta… quiero comprarme mi primera bicicleta decente pero sin dejarme “4 nóminas” en la elección.

Por suerte para nosotros, los aficionados, tenemos a nuestra disposición muchísimas marcas, y cada cual compitiendo por un segmento de mercado.

Lógicamente, en función de nuestro presupuesto, preferencias, gustos e incluso cercanía de la tienda de turno…seleccionaremos una u otra.

La pregunta que primero nos hacemos es… ¿Cuanto tengo que gastar para que se considere una buena bici?

Tal vez sea la respuesta menos objetiva, pero en mi humilde opinión, la barrera de 800 € es un buen comienzo para una bicicleta rígida (con suspoensión únicamente delantera), y unos 1400 € para una bicicleta de suspensión total  o doble.

Hablamos siempre de mercado de bici nueva, claro está y dentro de este precio, algunos fabricantes ofrecen mejores cuadros con componentes un poco más justos mientras otros escatiman en el cuadro  ofrecen componentes de gama más alta para llamar la atención… hay que estar atento y examinar bien cada oferta.

Porqué olvidarnos de bicicletas de menor presupuesto?

Pues porque, en general la calidad de los componentes que incluyen es deficiente, de menor duración, se desajustan en mayor medida con un uso intensivo, son más pesados… vamos… por todo.

Un factor a tener en cuenta en estas gamas de producto, es ser prácticos. Me explico.

Specialized tiene gran renombre por sus aleaciones M5 y el famoso Brain en las suspensiones.

Trek tiene un tratamiento del carbono (OCLV) que, dicen, es inmejorable. Scott unas geometrías excelentes y Cannondale su exclusiva y siempre llamativa “Lefty”. Son marcas (estas y muchas otras) punteras, pero… te has fijado que las bicicletas de 800 € NO incluyen los componentes y tecnologías que encumbran a estas marcas? (por otro lado, suelen tener una buena ergonomía desde las gamas más bajas, cosa que otros no tanto).

Es por ello que debes abrir el abanico de productos y marcas a estudiar, ya que estos, pero también, otros fabricantes pueden aportar productos tan buenos como los de los más famosos a un precio algo más ajustado.

Con ello no digo que descartes fabricantes de renombre, sino que seas objetivo, porque la pegatina de esa marca tan famosa, no hace que sea mejor bici (lo que las ha hecho famosas  son elementos incluidos en bicicletas más caras).

En este punto, empezaría por seleccionar fabricantes que incluyan buenas garantías (cuadros con garantía de por vida, por ejemplo). Los fabricantes de renombre suelen tener mejores cuadros (Orbea, por ejemplo, en no tiene nada que envidiar en su tratamento de aluminio a marcas americanas).

Una vez seleccionados los fabricantes, pensemos en que cosas son imprescindibles y que lujos no te puedes permitir.

Imprescindible: Cambio Shimano Deore o SRAM X5 (gamas de menor gama, no deberían de aparecer en maquinas de este presupuesto).

Un truco que usan los fabricantes, es poner una gama de cambio trasero y una menor en el delantero que se ve menos…Fíjate en eso.

Bielas, platos y cassette… lo que haya… no puedes elegir y no vas a apreciar diferencias (siempre Shimano o Sram), no elijas nada que lleve componentes de otros fabricantes en la transmisión.

En frenos, la cosa se complica.

Si tienes la suerte de que la bici incluya unos frenos de disco… una de dos:

Si son mecánicos ( fíjate que lo que acciona el freno son sirgas de metal y no tubos llenos de fluidos de líquido de freno) hay fabricantes con buenos elementos y no tienen porqué ser malos pero en general en una bici como la que buscamos podemos aspirar a frenos de disco por fluido.

A este respecto Shimano, desde sus versiones más básicas, tienen un funcionamiento bastante bueno y con bajo mantenimiento.

Formula o Avid, son dos buenos fabricantes también pero tal vez… necesiten algo más de mantenimiento y sean mejores en gamas altas.

En cuanto a llantas, Potencias, tijas y demás hierros varios… no podrás elegir y la mayoría de marcas incorporan estas partes en fabricación propia (con su marca sería más exacto), aunque si encuentras marcas como OnOff o Ritchey, son buenas señales (buena relación calidad/precio).

En el cuadro, buenas señales:

La dirección es cónica (más estrecha arriba que abajo, donde se conecta a la horquilla). No es algo imprescindible pero nos dice que el fabricante sigue las últimas tendencias a este respecto y por tanto nuestro cuadro será compatible con una mayor gama de accesorios si un día tenemos que cambiar componentes.

Amplia / fuerte sección de unión en los tubos en la parte delantera (donde se unen la dirección, el tubo horizontal superior y el diagonal que viene desde el pedalier.

Esta zona es sometida  esfuerzos importantes. Una zona de unión amplia ayuda a mejorar la fuerza de la unión (fíjate que todas las bicis de gama alta tienen esta característica).

uinion tubos

Unión Tubos fuerte

pipa

Pipa Cónica

Si tienes aspiraciones en cuanto a suspensiones… olvídalas. Las horquillas en esta gama son básicas, aunque deberían de ofrecer un funcionamiento correcto, pero no esperes suavidad a raudales, ni regulaciones múltiples. SR Suntour, Marzochi, Rox Shox y Fox, son fabricantes de primer nivel. Siendo que el primero abunda en bicis de gama baja-media (con algunos buenos productos), Marzocchi es a la gama media y Fox a gama alta. Rox Shox, tiene buenos productos desde la gama media hasta la más alta compitiendo con Fox (también marzocchi y otros pero con una mucho menor cuota de mercado en gamas altas).

En cuanto a las ruedas, intenta que lleve unas buenas cámaras con líquido antipinchazo, ya que es difícil que se incluyan ruedas tubeless.

La época también es importante. A final de verano, los fabricantes, ya han presentado sus nuevas colecciones y las bicicletas en stock de la temporada anterior (la vigente un par de meses antes) son ofrecidas con descuentos más que apecibles…

Por último y  sobre todo, elige perfectamente tu talla, prueba la bici, EN RUTA, (no dando unas vueltas alrededor de la tienda) para ver como te acoplas y si vas realmente cómod@ sobre ella y sin dolores.

Si, con suerte, encuentras un máquina que cumple tus expectativas y este artículo te ayuda… de algo ha valido ésto.

Dedicado a una amig@ 🙂

¿Que cubierta elegir? (esta vez, de forma sencilla y sin tecnicismos)

En este deporte nuestro, el que más y el que menos tiene sus manías al respecto pero hay cierta información que deberías de conocer y valorar en su justa medida cuando las cubiertas de tu BTT parecen más lisas que un tubular y te enfrentas al reto de elegir unas nuevas.

Como el tema, por simple que parezca, tiene su enjundia y podríamos escribir casi un tratado al respecto:

Tipos, entramados, presiones, taqueteado, anchura, uso, tipo de terreno…

Centraremos el tema en los aspectos más simples de la elección, para aquellos que no quieren profundizar con temas como el TPI y demás características más técnicas (para los que sí querais, podéis ir a este artículo sobre el tema).

La primera pregunta que todos nos deberíamos de hacer es:

  • Que tipo de terreno frecuento cuando ruedo?

Pedregoso, árido, senderos con raíces, barro, húmedo con mucha hierba…

  • ¿Que tipo de BTT practico?

XC, DH, FreeRide ( si todo esto te suena a chino, no te preocupes, tu practicas XC al 99% que no es nada más ni menos que salir por caminos y senderos a rodar con tu bici; y sí, esto puede incluir pequeños saltos, descensos técnicos...)

btt

Si tienes claras estas cuestiones, ya tienesla mitad del tema resuelto.

A aparte de preferencias personales, por una u otra marca. Hay que decir que todas, o la gran mayoría, tienen en su catálogo, cubiertas para casi todos los usos, por lo que la elección de un modelo  u otro es una cuestión que, muchas veces, poco tiene que ver con las cualidades técnicas del elemento en cuestión.

Dicho esto, es difícil no empezar a hablar sobre TPI, dureza de la goma… pero lo intentaremos.

Hace cosa de año y medio, un servidor se encontraba disfrutando de la Orbea Monegros y cuando quedaban menos de 20 kilómetros para meta, nos cayó una tromba de agua que dejó el terreno impracticable.

De las decenas de bikers, que íbamos en ese momento rodando, muy pocos, lo hacíamos sobre la bici y muchos preguntaban como era posible que nos mantuviéramos montados sobre aquel lodazal, mientras otros se esforzaban en transportar la bici sobre sus hombros (en vista de que las ruedas, cargadas de barro no podían girar).

La verdad es que lo más fácil es achacarlos a las cualidades técnicas de uno pero lo realmente cierto es que entraban en juego otros factores aun más importantes.

A decir verdad, la cubierta que calzaba cada máquina, también tenía que ver mucho que ver (y el meterse donde más agua hay para disolver el barro y no in tentar evitarla como hacen muchos… eso también tiene importancia en esas situaciones…).

En terreno seco, árido, sin raíces, caminos en buen estado… la decisión sobre la cubierta suele coincidir con modelos de taqueteado pequeño y junto.

Un ejemplo de este dibujo sería tal que así:

seco

Este tipo de dibujo ayuda a un mayor agarre por su mayor superficie de contacto y salvar las pequeñas irregularidades del terreno seco.

Las pistas de la bardena son un terreno ideal para este tipo de neumático.

Por contra, cuando rodamos por terreno mas embarrado, necesitamos una cubierta con tacos de mayor altura, mas grandes y algo importante, separados entre sí, para que el barro no se quede entre éstos y la rueda termine por “embozarse”.

En este caso, elegiríamos una cubierta con un aspecto mas similar a la de la siguiente ilustración:

barro

Seguramente, estarás diciéndote a ti mism@ que no puedes estar cambiando de cubierta según el día que salga o la ruta elegida y seguramente estás en lo cierto y por ello hay cubiertas intermedias que son bastante válidas para todo uso.

Si vas a Asturias en invierno, unas cubiertas como las de la fotoa anterior, seguramente son las apropiadas

Sin ser tan “perfectas” para un terreno u otro, las hay de mil tipos, pero un modelo que personalmente, me gusta bastante  un modelo  como el siguiente:

mixta

En esta ocasión el taqueteado tiene ciertas particularidades, como por ejemplo que es diferente para la rueda delantera que para la trasera (en algunos modelos son idénticos, en otros modelos se coloca la rueda en un sentido u otro según se coloque en una u otra rueda…).

Aquí la cubierta trasera (por cierto, es la de la derecha) tiene un dibujo orientado a traccionar mejor, mientras que la delantera tiene un dibujo si cabe más ámplio para facilitar la evacuación de barro pero con tacos centrales en cuña que aseguren buen agarre.

Si miramos este dibujo más de cerca veremos lo siguiente:

irc_mythosxc_II

Aunque al principio solo se veían los tacos grandes, se puee ver que entre estos, hay unas estrías de menor tamaño que ayudan al agarre en raíces y terreno técnico y aun más pequeños unos taquitos minusculos perfectos para el terreno seco.

A mi modo de ver, un neumático  muy polivalente que además te permite bajar con confianza de que agarrará cunado lo necesites.

Otro tema a tener en cuenta a la hora de seleccionar nuestro neumático es la anchura.

En BTT se manejan medidas que habitualmente van desde el 1,9″ hasta las 2,5″.

Las medidas suelen ir asociadas al tipo de BTT que practicas. Así los amantes del XC (también conocido como Cross Country) utilizan las medidas mas finas (entre 1,9 y 2,1) a fin de rodar más ráido y con el menor rozamiento.

Los amantes del enduro suelen moverse ente los 2,1 y 2,3  y finalmente quienes sueñan con bajar rampas imposibles (Down Hill o “DH”) utilizan las medidas más anchas a fin de obtener agarre bajo cualquier condición.

Si eres de los que ha leído el otro artículo, soy consciente de que aun querrías algún detalle más, como indicaciones sobre el tipo de rampa de los tacos o si es mejor muchos o pocos tacos en los laterales, gomas de mas de un compuesto… pero será objeto de otro post.

¿Ya sabes…como será tu próxima cubierta?

Crónica: Lerín 2012. Senderos, pinares, barro, baro y… más barro

6:15 a.m.

Suena el despertador. hago alterofília y tras varios infructuosos intentos levanto los pesadísimos párpados.

El movil, empieza a bailar sobre la mesilla. ¿Quién será el zumbado que me escribe ahora?

¿Quien? El resto de Karrikiris…

Que si llueve un montón, que si es imposible, que si…

25 minutos mas tarde de chat… decidimos, NO ir a Lerín. Tiene que ser un barrizal, está encapotado y probablemente llueva durante toda la mañana y para eso… a seguir durmiendo.

2 minutos después.

Vamos. Aunque sea a ver el ambiente, y repartir algún folleto de nuestra Night & Bike Murchante. Además la gente que ha estado preparando la prueba estaría desolada si por una borrasca se quedan con todo compuesto y sin bikers…

6:55 a.m Guillermo pasa por casa con la furgoneta y vamos a por Marta.

Nos reunimos con los demás y empieza otra vez la discursión que se zanja con un: -“Aunque sea almorzamos…”

Todo el mundo a los coches, rumbo a Lerín (Guillermo, Marta, Roberto, Samuel, Enrique, Juan Carlos, Cesar Cope y yo (Iñaki), como teóricos participantes, a los que se añadían Dani y Feliciano como personal repartidor de folletos).

Aparcamos en Lerín y continúa lloviendo sin parar…. buaaaa que mal plan…

Dejamos las bicis en los coches y nos acercamos al centro cívico para retirar los dorsales… o ver al menos que ambiente hay que se cuenta… y repartir folletos.

Marta, nuestra mejor comercial, va repartiendo a cada uno que se encuentra por la calle.

Hay gente retirando dorsales y lo retiramos (realmente no se para qué… si no vamos a salir…).

Mientras Dani y Feliciano se ponen a repartir folletos de la Night & Bike Murchante, a todo el que entra por allí.

Mientras volvemos a los coches, solo se oye:

-“No vamos a participar?”

-“Yo no…”

-“Si yo ya me caigo en seco, en mojado ni te cuento…”

-“Pero no salimos? de verdad?”

-“Yo participaría…”

9:45 a.m.

Enrique y Juan Carlos parece que están decididos y solo les hace falta… un poco más de compañía (las locuras en grupo parecen mas cuerdas….).

Samuel me dice:

-“Iñaki… No salimos…???”

Ufffffffffffffff

Miro al cielo. Encapotado del todo. Esto no va a parar.

Me voy a poner como un asco… posiblemente me caiga, las vamos a pasar canutas con el barro en las cuestas… además hay mucho sendero… podría quedarme almorzando con el resto de gallinas que no quieren salir… volver al pueblo… no decir nada a nadie de que soy un cagaU y 250 toneladas de barro y lel agua, me dan miedo… (como a esos/as  que no querían salir, vamos…)

Pero por otro lado…

Y si después alguien me cuenta que fué una pasada? Y después sino… que escribo como crónica…? y… que leches.

-“Yo voy”

Juan Carlos me mira como si le hubiera tocado la lotería y Enrique me mira como pensando (quiero, voy a ir pero no sabes lo que acabas de hacer…)

Samuel, ni me mira y se pone a desmontar la bici del portabicis,  a toda leche.

Aun hago un último intento con la bandada de gallinas que estaban allí…

-“Venga, ue no se diga, bla bla bla…”

Marta se lo piensa y durante un instante incluso creo que se va a quitar la cazadora y va a lanzarse…

-“Que no, que no…”

9:58 a.m. llegamos al lugar de la salida donde el resto de chalados no recluidos en instituciones de alta seguridad, esperan bajo la incesante lluvia.

Junto a nosotros, hay un chico de la organización de pié.

-“Está muy mal?…”

-“Las vais a pasar putas, hay barro, peor barrroooooo, barrroooooo barroooo y pegajoso en algunas zonas…”

Sonrreimos haciendo como que nos ha dicho exactamente lo contrario…

Estamos al final del pelotón (claro hemos llegado los últimos con nuestra indecisión..) y salimos por el pueblo mientras las “aves de corral”, formando parte de la muchedumbre de espectadores (bajo sus paraguas) nos animan (y seguramente pensando: “tirad tirad… que menuda os espera…”).

No hacemos más que salir del pueblo y nos metemos en un camino cuesta arriba.

Empezamos a adelantar a algunos participantes.

Seguimos por una pequeña bajada y Roberto se pone delante mía. 3 segundos después parece que me ha dado una capa de gotelé de cabeza a piés…. Madre de dios!!!! como me ha dejado en un instante.

Samuel me mira: -“Mira, mira la cara de Iñaki!!!! juajuajua”

Seguimos y volvemos a subir, y subir y subir por un pinar mientras adelantamos a mucha gente.

Tanto es así que Roberto me dice:

-“Oye o estos saben algo que nosotros no sabemos y por eso reservan tanto o no hay nivel, o no entiendo…”

Alguno nos dice al pasarle:

-“Que pasa que para vosotros no hay cuesta?”

Yo pienso que al haber salido al final del todo, estamos adelantando a los más flojetes y que nos estabilizaremos en un grupo de nuestro mismo nivel, ya veremos…

Llegamos arriba y hay una leve bajada  que nos lleva por un sendero junto a los pinos.

Mientras un chavalillo con su moto de 49 c.c. de la organización lleva toda la subida y todo el sendero justo a nuestro lado y nos pone la cabeza como un bombo (la motico hace más esfuerzos que  nosotros por ascender…y el ruido agudo, es infernal).

Al final le instamos a que se quede atrás por si hay gente que lo necesite más… o porque sí, vamos…

Llegamos a una bajada y delante nuestra han pasado cientos de bicis… con lo que si antes era un sendero muy inclinado y lleno de barro, ahora además está deshecho, lleno de derrapes y hay fotógrafos ávidos de pillar a alguien en pleno proceso de caída…jijiji

Sin saber aun como,  bajamos montados y sin caernos mientras la gente empieza a echar pié a tierra de forma voluntaria u… obligada por el terreno.

200 metros más adeltante llegamos a otro pinar y sendero cuesta arriba lleno de barro.

Ruedas embozadas de barro, derrapadas contínuas, arrastre de bici en algunas cuestas arriba.. peor seguimos adelantando a gente…

Varios pinares después… Samuel ha tomado algunos metros de ventaja. Roberto y yo

Cartel: Atención bajada muy peligrosa.

Bajada muy pronunciada, deshecha y con un terraplén a nuestra derecha. Esto adquiere cada vez un puntillo más emocionante.

En un momento dado hay una rampa de unos dos metros casi vertical. Un tipo de la organización, con buena intención nos dice:

-“Por el interior!!!”

Roberto no le hace caso y pese a la bajada en caída libre, pasa el obstáculo sin más problemas.

Yo le hago caso y la rueda delantera se va a Cuenca…

UiIiIeIAUAauauauauaAUaAUaAUaAUauauaau (vuelo por los aires hacia el tipo que estaba dos metros abajo a  mi derecha).

El hombre al ver semejante avechucho cayendo de los cielos hacia él, alza los brazos y consigue salvarme del precipicio y salvarse  a si mismo de un aplastamiento grave…

-“Venga, venga corre que vais muy bien…”

Vuelvo a montar y termino la cuesta para encararme a un sendero de subida lleno de barro y que terminamos en procesión andando uno tras otro…

Arriba quitamos (a puñados) algo de barro de la bici.

No llevamos cuenta kilómetros y me extraña que no lleguemos al avituallamiento del kilómetro 24, por lo que pregunto a un chico:

-“Cuanto te marca?”

-“15 kilómetros”

(moral por los suelos…)

Pensando en que no íbamos a participar, no he desayunado y veo que me empiezan a faltar las energías… uffff (no me habré pasado de ritmo al principio?) que bonito peor… que largo se me va a hacer…

Pasamos más y más senderos hasta pasar bajo un túnel tras el que nos meten en un camino. Que placer!!! poder pedalear sin derrapar, por los charcos para lavar la bici (nosotros vamos totalmente mojados así que el agua no es problema) y a ritmo constante…

Pasan los kilómetros y le pido a Roberto que baje un pelíon el ritmo. Necesito comer o lo voy a pasar mal.

Pese al ritmo, seguimos adelantando a gente.

Tras un par de curvas nos aparece divisar el camión del avituallamiento. BIEN!!!

Justo antes de llegar un tipo ha pillado la bci por el manillar y el sllón y la ha metido en una acequia. La bici sale (a nuestros ojos), reluciente…

Una lata de acuarius, dos plátanos y un pastelillo después parece que noto como me va recargando por momentos.

Continuamos y tras 500 metros de camino, se termina lo bueno. Subida y nos metemos en una zona de camino con mucha piedra, que unido al barro va saltando como si fuese metralla en todas direcciones.

Un par de kilómetros después, llegamos a una subida que nos mete de lleno en un pinar, donde todos sin excepción van arrastrando la bici mientras resbalan con los piés…

Montamos de nuevo y nos toca seguir ascendiendo por senderos durante un par de kilómetros. Hay que aplicar técnica depurada para evitar resbalar y desgastar en demasía. Roberto y yo vamos ascendiendo pero hemos perdido de vista hace rato a Samuel.

De Juan Carlos y Enrique ni noticias…

Bajada y por fin nos metemos en una pista… que bien…..

Poco después estamos en otro avituallamiento y de mi bici se ve el manillar y a trozos. el resto es barro en cantidades industriales.

Tan sucios vamos que el personal del avituallamiento nos abre el acuarius y nos pelan los trozos de plátano…

Mención especial merecen unos chavales de entre 10 y 14 años que estaban con una sulfatadora (a la que metían botellines de agua mineral) y que mientras comíamos, nos intentaban limpiar la cadena y los piñones parafacilitarnos la labor. OLE POR ELLOS!!!!!

Seguimos por una pista y al poco nos meten de nuevo a un sendero. Volvemos a derrapar, molinillos y similares, intentando no caer en el terraplén de al lado.

El sendero se complica por momentos y vemos a gente con problemas musculares, averías varias (varias no… muchísimos cambios traseros partidos…).

Hay tramos en los que el sendero discurre por una pendiente de un monte y nosotros que circulamos de forma tangencial a  a la ladera, vemos como las ruedas se nos van hacia la izquierda (abajo) sin poder hacer otra cosa que apretar los dientes e intentar no caer al suelo.

Al salir de ese terreno me salta un puñado (si un puiñado entero) de barro desde mi rueda delantera al ojo izquierdo que está abierto…

Arrrrrgggggg

Paro y le digo a Roberto que me ayude, peor vamos TAN TAN sucios que no hay nada que pueda limpiar eso (NADA).

Por suerte me ha ocurrido a escasos 20 metros de la un todo terreno de la DYA.

Lo primero que me dice el tipo es..

-“Tal y como vais no te importa ponerte de rodillas en el suelo, no?”

Me echa un cubo de suero al ojo y tras dar con el taladro percutor, pico y pala aparece el ojo bajo la avalancha de barro.

Increible. Muevo el ojo, parpadeo… Y NO ME MOLESTA CASI…

Al ataque!!!!

Recorremos un pequeño tramo de camino, y por fin vemos Lerín allí delante, al otro lado de la carretera.

La policía Foral nos desvía (acaban de cortar la carrera por el estado del terreno (y a nosotros nos lo dicen al llegar al pueblo, ehh? si casi era mejor haber ido mas léntos…jijiji).

Los primeros han dado la vuelta al pueblo y suben por detrás pero a nosotros nos hacen subir por una cuesta que parecía no tener fin.

Nada, paciencia y subimos hasta dar  con el arco de meta.

Detenemos las bicis y acto seguido me vuelvo.

-“Samuel?”

-“Cuando me habeis adelantado”

Ahhhhhhhhh…jijiji

Notas:

  • Enrique y Juan Carlos llegarían casi media hora después
  • Habían roto el cambio trasero de uno, se habían caido (sin consecuencias)
  • Problemas con una rueda…
  • Los gallináceos estuvieron almorzando…
  • Tras ducharnos y cambiarnos, comimos en el frontón
  • La organización lo hizo increíblemente bien
  • Tenemos muchas cosas que aprender como organizadores y esta gente tien experiencia y buen hacer.
  • Los que no participarón nos han dicho que veniían todo terrenos con carros llenos de ciclistas que se retiraban o averiados, caídos…
  • Al final parece que antes que nosotros solamente  llegaron unos 30 participantes (de unos 300 no está nada mal…)
  • El lunes tengo que comprar un cincel y una maza para ver si puedo eliminar piedras y barro de la bici
  • Seguido arreglar la lavadora que seguro atasca el filtro con el barro…jijiji
  • La ruta ha resultado más dura de lo inicialmente planeado porque las condiciones del terreno han sido especialmente difíciles.

Samuel, Iñaki, Roberto

 

Postura adecuada en la bici

Aunque parezca exagerado, un solo centímetro de altura (de más o de menos) en el asiento puede hacer que ese dolor que sientes cada vez que ruedas, desaparezca e incluso se prevengan o provoquen lesiones en función de si la altura del sillín es la correcta.

Hay varios métodos para obtener la altura correcta que debes llevar. Tambien hay señales inequívocas para saber si la altura o el avance no son los adecuados. Aquí te daremos una serie de consejos y formas de mejorar tu posición sobre la bicicleta.

Una forma sencilla (las hay que usan formulas) y bastante exacta, para saber la altura correcta, consiste en realizar los siguientes pasos.

Montamos en la bici, con el mismo calzado que solemos utilizar y a ser posible, hasta con el culotte.

Posicionaremos las bielas de tal modo que las tengas paralelas al tubo del sillín (las bielas son esos “palos” que salen de los platos y terminan en el pedal)

Imagen de un plato y la correspondiente biela

Las bielas deberían de quedar situadas como en la siguiente figura (si te fijas están como una prolongación del tubo del sillín):

Montado en la bici y con las bielas en dicha posición debes poner el sillón a la altura que te permita llegar a poner EL TALÓN del pié sobre el pedal sin flexionar la pierna. Lógicamente esto debe hacerse SIN bascular la cadera de un lado a otro, tal y como puedes apreciar en la siguiente figura imagen:

Para comprobar que NO mueves la cadera, intenta dar un par de pedaladas SIN QUE SE TE MUEVA LA CADERA DE LADO A LADO en ningún momento.

Solamente con esto has realizado una de las tareas principales en cuanto a ergonomía, pero vamos a ver alguna otra cosilla.

El sillón de la bici no puede ser un tobogán y es realmente importante que esté totalmente HORIZONTAL.

Si no tienes claro como ponerlo, házte con un nivel (sí, del que usan los albañiles, por ejemplo) ylo pones encima del sillón, de modo que debes regular éste para que el nivel marque que lo tinees totalmente horizontal (hay quien lo hace a ojo, pero ya que te has decidido a dejar la bici perfecta, usemos el nivel, no?).

Hay ciertas geometrías que vienen determinadas por el cuadro de la bicicleta, la talla y el uso que el fabricante pensó que se le daría a esa bicicleta en concreto.

Una forma bastante fiable para saber si el avance del sillín es el correcto, pasa por poner las bielas en horizontal, y tu sentado sobre la bici con los piés en los pedales. La rodilla debería de quedar sobre la parte del pié que apoyas en el pedal (doy por hecho,  que apoyasel pié sobre el pedal sobre las almohadillas que hay detrás de los dedos y no a mitad de pié…).

Aun en estos casos tenemos algunas posibilidades de regulación:

Si vas demasiado estirado para llegar al manillar, puedes adelantar el sillín y/o ponerle una potencia mas corta a la bici (la potencia es el tubo que une el manillar al eje de la horquilla). En la imagen siguiente puedes ver la potencia:

También existe la posibilidad de colocar un manillar de los llamados de doble altura, que hará que vayas mas erguido y por tanto más cómodo (pero cuidado, si vas demasiado erguido, la potencia que desarrollarás sobre los pedales, también será menor, así que hay que buscar un equilibrio).

Hay más aspectos que se pueden mejorar como cuñas y modificaciones en el ángulo de las calas, posiciones de rodillas y otros aspectos, pero si has aprovechado algo de la inforamción aquí presentada, rápidamente comprobarás que rodar con tu bici es mucho mas placentero que hasta ahora.

Eso si, para el dolor de culo (pensabas que se me quedaba en el tintero…jejeje) haz más kilómetros para acostumbrarlo o como mucho adquiere uno de gel (me refiero al sillín y no al culo :-)), aunque…te seguira doliendo en mayor o menor grado (pero sarna con gusto…).